lunes, 13 de julio de 2015

IDOLO DE CORAO.



Nuestros antepasados dejaron una serie de señales que se tornan misteriosas e indescifrables para nosotros, que desconocemos totalmente sus códigos. Aunque se conoce como Ídolo de Corao, no se trata de un ídolo o deidad, sino un ortostato que formaba parte del dolmen de Mián, en Cangas de Onís, hoy desaparecido, represente el arte megalítico que se practicaba en el interior de estas estructuras pétreas.



El rostro que hoy podemos contemplar, se ha creado a partir de algunos añadidos recientes, como los trazos que forman la nariz.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...