martes, 28 de julio de 2015

TODI, UNA VILLA MEDIEVAL EN UMBRÍA.



Roma, Florencia y Venecia pasan por ser algunas de las ciudades más hermosas, no solo de Italia, sino de toda Europa, y cuando uno viaja al país de la bota, lo hace con la ilusión e intención de disfrutarlas. Pero una vez en Italia, comienza el verdadero descubrimiento, pequeños y encantadores pueblos prácticamente desconocidos para los españoles.


La región montañosa de Umbría, patria ancestral de los umbros, vecinos de los latinos, se encuentra salpicada por añejas villas medievales. Concretamente en la provincia de Perugia se alza Todi, un pueblo de marcado carácter medieval, con calles empedradas y empinadas, que llegan serpenteando hasta la Piazza del Popolo.


Sobre el Valle del río Tíber, Todi es una de las más bellas ciudades de la serranía umbra, su interior guarda (para el que lo quiera descubrir) un interesante tesoro urbanístico y arquitectónico.


En época etrusca los umbros fundaron la población a la que llamaron Tutere, y como todo el país terminó asimilada por Roma. En los albores del Medievo la ciudad comenzó su particular decadencia, aunque en realidad sabemos muy poco de este período.


Durante el renacer urbano plenomedieval, Todi se convirtió en una comuna libre e inició una cierta expansión urbanística, hasta que acabó formando parte de los Estados de la Iglesia.


La Piazza del Popolo, donde se ubica el Duomo y varios palacios de origen medieval, sigue siendo, siglos después de su construcción, el corazón viviente de Todi.



Me siguen maravillando estos lugares que consiguieron escapar del tiempo que les tocó vivir e irrumpir en el siglo XXI, como si nada hubiese ocurrido en las últimas cinco centurias.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...