lunes, 7 de octubre de 2013

LA CONVERSIÓN DE CLODOVEO Y LA FUSIÓN ENTRE GALORROMANOS Y FRANCOS


"Le bapteme de Clovis" de Joseph Blanc en el Pantheón de Paris. 
El reino de los Francos aunaba cuatro reinos (o más bien regiones) distintos: Austrasia, Aquitania, Borgoña y Neustria. Además, los francos convivían con otras realidades sociales y políticas; burgundios, alamanes, bretones ubicados en la antigua Armórica, una antigua guarnición militar romana en los alrededores de París y los visigodos que estaban al sur del país. 

Los francos, a través de uno de sus monarcas, Clovis (nuestro Clodoveo), van a intentar buscar la unión con los galorromanos, y para ello la solución que van a encontrar es su completa conversión al catolicismo. 

Los francos eran un pueblo pagano, pero Clodoveo se bautiza y se hace católico. Con él, todo el pueblo de los francos también pasa a ser católico.

No se sabe con exactitud cuando se bautizó Clodoveo, aunque si que se sabe que fue en Navidad. Las posibles fechas; 497, 498 o a principios del siglo VI, en el 501. La ceremonia de bautismo tuvo que suceder antes del año 507, fecha de la Batalla de Vouillé, cuando Clodoveo expulsó a los visigodos del sur de la Galia. El obispo Remigio de Reims fue el encargado de oficiar la ceremonia y proceder al bautismo. 

Los visigodos instalados en el sur de la Galia desde el 418 eran cristianos arrianos, por tanto suponemos que había un conflicto entre la población visigoda arriana y la población galorromana católica del sur. Y en ese sentido la comunidad galorromana tuvo que ver con buenos ojos la llegada de Clodoveo porque éste, ya era católico. 

El bautismo de Clodoveo es el paso de una religión a otra, pero esconde un deseo, una intención de buscar apoyo fuertes en los sectores más poderosos e importantes de la Galia. A finales del siglo V y principios del VI, esos sectores importantes a los que nos acabamos de referir, eran la aristocracia galorromana, poseedora de tierras y controladora del comercio, e instalada al sur del país. 

Por otro lado, carecemos de datos sobre lo que opinaba el resto de la sociedad. Lo que tenemos hace referencia a las clases superiores, aunque cabe suponer, que la conversión del monarca, supuso la conversión de todo el reino. 

La conversión de Clodoveo supone aceptar las ideas y dogma católico, como la existencia de Tres Personas que estaban formadas por la misma sustancia. Este pensamiento cristiano del siglo IV se empieza a dibujar en el Concilio de Nicea. Nicea está situada en la zona oriental del Imperio Romano, una ciudad donde predomina la lengua griega. Aquellos obispos e intelectuales que reflexionaban sobre las distintas naturalezas y sustancias de Cristo, lo hacían en griego.

En Occidente, la lengua imperante era el latín. Y en Occidente había muy poca gente que supiera hablar y leer el griego, así es que además de los problemas a la hora de leer en griego esos conceptos pensados en Nicea, había que traducirlos al latín, perdiendo o trasmutando parte de su significado previo. Cuando esos conceptos , pensados en una lengua en el siglo IV, llegan a Clodoveo en el siglo VI traducidos a otra, habrán sufrido importantes cambios en su valor. 

El acercamiento entre francos y galorromanos se hace desde el punto de vista religioso, pero esconde una intención política. En definitiva se trataba de encontrar una fórmula adecuada que permitiese el fortalecimiento de la monarquía de los francos y la unión de las dos comunidades.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...