viernes, 25 de octubre de 2013

MONASTERIO DO CARMO



En el Corazón de Lisboa muestra orgulloso el Monasterio do Carmo, las terribles heridas que le causó el devastador terremoto que asoló la ciudad en 1755. Mas ahí sigue, en pie, imperturbable, viendo pasar el tiempo, escondiendo tras sus muros la tristeza y la alegría de la capital portuguesa. 


El condestable del reino, Dom Nuno Álvares Pereira, inició su construcción en 1389, quedando el edificio concluído en 1423. El célebre guerrero portugués residió en este monasterio, bajo el nombre de Fray Nuno de Santa María, hasta el año de su muerte en 1431. Se cuenta que la fuerte personalidad del caballero Nuno impregnó no solo el monasterio, sino también sus alrededores.


Visibles desde cualquier punto del centro lisboeta, las ruinas del monasterio atestiguan el inexorable girar de Cronos, pero también la resistencia a ultranza ante cualquier forma de eventualidad. Ya se sabe, lo que no te mata te hace más fuerte. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...