lunes, 14 de enero de 2013

MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL DE FLORENCIA


Etruria se transformó en Toscana, la región de Toscana bascula en torno a Florencia, por tanto, el Museo Arqueológico de Florencia es de visita obligada a todos los amantes del mundo antiguo. 

Este museo pasa totalmente desapercibido, algo comprensible si lo comparamos (y las comparaciones son odiosas) con la Galeria de la Academia, el Palacio Pitti o la Galeria Degli Uffizzi, lugares de peregrinación para los millones de visitantes que cada año recibe la ciudad del Arno. 

El Museo Arqueológico Nacional de Florencia es, como la mayoría de los museos arqueológicos italianos un auténtico caos, viejo y poco didáctico; no obstante, cuenta con valiosas piezas de la cultura etrusca, y por tanto, merece la pena la visita. Además, al contrario que el resto de la ciudad, sus pasillos están prácticamente desiertos, lo que le confiere un especial encanto. 


"Arringatore" o "el Orador", (siglo I a.C.) una de las más admiradas esculturas etruscas. Está realizada en bronce y representa a un personaje llamado Aule Meteli. 


El sarcófago de Laerthia Seianti (siglo II a.C.) en terracota policromada, representa a una gentil dama etrusca. Estaría destinado a la inhumación y volvemos a insistir en la vitalidad del pueblo etrusco a la hora de encarar la muerte. Tenemos tanto que aprender de nuestros ancestros. 


Urna funeraria etrusca


El museo arqueológico de Florencia cuenta además con una interesante colección de antigüedades egipcias. 


Sonrisa etrusca. 


Kouros o Apolo de Milani. Desnudez, cabello trenzado, rasgos apolíneos, sonrisa etrusca


Gran cabeza de caballo en bronce de época helenística


Estatua en bronce de la Minerva de Arezzo 


León etrusco


Quimera de Arezzo, una de las obras cumbres del arte etrusco. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...