miércoles, 10 de agosto de 2016

LESZEK I EL BLANCO.



Leszek I el Blanco – Leszek Bialy – hijo de Casimiro II el Justo y nieto del rey Boleslao III Bocatorcida, fue duque de Sandomierz (uno de los territorios que surgieron con el colapso del reino de Polonia en el siglo XIII) y a ratos (cuando las circunstancias lo permitían) Gran Duque de Polonia, un título que le situaba por encima de los otros miembros de la casa Piast. Un reinado con interrupciones motivadas por los continuos conflictos con su tío Miezko III el Viejo y su primo Vladislao III Piernas Largas, que le sustituyeron hasta en cuatro ocasiones, sin que al final se sepa muy bien, quien usurpó el poder a quién. En los momentos en que estaba aposentado en Cracovia como Gran Duque, su posición (a pesar de no ser coronado) era similar a la de un monarca feudal.


Cuando murió su padre, Leszek comenzó a luchar contra sus familiares (contra quién si no), para hacer vales sus derechos sucesorios, por su carácter conciliador cedió a su hermano Conrado, el ducado de Masovia, y su ardor guerrero le llevó a derrotar en batalla al príncipe de Novgorod, Román el Grande (que además murió en la refriega). Con Hungría se las tuvo tiesas por el control de Galitzia y puso a Polonia bajo el protección del papa Inocencio III, encabritando de paso al emperador alemán de turno.


En noviembre de 1227 acudió a una reunión con otros nobles, pero fueron emboscados, y aunque Leszek consiguió huir fue alcanzado en la espalda por una saeta traidora. Swientopelk II de Pomerania estuvo detrás de los tejemanejes de la conjura.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...