jueves, 25 de agosto de 2016

VLADISLAO I HERMAN.



Los nobles polacos, sedientos de poder y descontentos con el gobierno de Boleslao II, inician una rebelión y organizan tal revuelo que el rey tuvo que huir del país. Esos mismos nobles sentaron en el trono a su hermano Vladislaw I Herman, en virtud del principio de monarquía electiva, que convierte a los potentados en los verdaderos depositarios del poder político.


Vladislao fue un títere en manos de los nobles polacos y además se vio obligado a pagar un tributo al reino de Bohemia. Incluso sus propios hijos se sublevaron y empezaron a robarle algunos territorios.


Tras su muerte sus hijos se enfrentaron por sucederle, sumiendo el reino en las tinieblas e incertidumbres de la guerra civil. Finalmente Boleslao III Bocatorcida se alzó con el triunfol.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...