sábado, 28 de junio de 2014

VILLADANGOS DEL PÁRAMO.




Áspero páramo leonés incendiado por el sol de mediodía, amarillentos prados de León, contemplando este paisaje cobran total sentido los versos que escribió don Antonio Machado “llanuras bélicas y páramos de asceta, no fue por estos campos el bíblico jardín”.

Sobre esta áspera llanura, en el año de Nuestro Señor de 1111, dirimieron diferencias y batieron fuerzas en batalla, doña Urraca y su esposo Alfonso el Batallador. 

El Batallador, y sus tropas aragoneas, se enfrentaron a Alfonso Raimúndez (futuro Alfonso VII de León), el arzobispo de Compostela Diego Gelmírez  y los nobles gallegos, al parecer, apoyados por su esposa. El rey de Aragón, que contó con la ayuda del conde de Portugal, Enrique de Borgoña, se hicieron con la victoria. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...