lunes, 21 de abril de 2014

JEAN FROISSART.



Mitad poeta, mitad historiador. Fascinado por el mundo cortesano y la vida caballeresca, gran parte de lo que conocemos de la Guerra de los Ciena años, se lo debemos a este cronista francés. 

Sus escritos se centran en las Cortes Reales y en los hechos de armas, resaltando el valor en batalla, el elogio a nobles y reyes y describiendo las ceremonias. Por sus páginas desfilan todos los personajes destacados de la época, constituyendo un auténtico "quién es quién".

Jean Froissart era hijo de un artesano que pintaba escudos de armas y estandartes de las familias nobles, decidió ser clérigo y en 1361 se trasladó a la Corte Inglesa como secretaria de la reina Felipa de Henao, esposa de Eduardo III. Tras la muerte de su señora abandonó Inglaterra y regresó a su Francia natal. 

A lo largo de su vida recorrió Escocia, Inglaterra, Gales, Francia, Italia, Flandes y la Península Ibérica, y es que no hay nada mejor como viajar para conocer y escribir. Froissart, que no pertenecía a la nobleza, nunca trabajó para nadie, y se dedicó a escribir lo que veía o lo que le habían contado, situándose como espectador de lujo de los acontecimientos de su época. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...