lunes, 10 de febrero de 2014

PAN



Berger fluteur, escultura de Antoine Coysevox expuesta en el Louvre.


El semidios lascivo vestido con piel de cabra era protagonista del culto arcadio de la fertilidad, a semejanza de las brujas del Norte de Europa, y asimilado al Fauno latino. Un tipo humilde, perezoso y tranquilo que gustaba de la vida bucólica y pastoril de la tierra de Arcadia, cuidar de sus rebaños, ayudar a los cazadores a encontrar sus presas y retozar alegremente con las ninfas del bosque. Pan era el amante elegido por las Ménades ebrias para celebrar sus atroces orgías en las altas montañas. Cuentan antiguas leyendas, que su mayor conquista, usando engaños y triquiñuelas, fue yacer con la mismísima Selene, Emperatriz de los Cielos. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...