martes, 12 de noviembre de 2013

LJUBLJANSKI GRAD



El Castillo de Ljubliana, capital de la verde Eslovenia, está situado (como no podría ser de otra manera) en el punto más elevado de la ciudad, en una colina llamada Janski Hrib. 



La bandera del Dragón, emblema de Ljubljana, ondea en lo más alto del torreón. 



Ljubljana surge del bosque, los edificios sobresalen entre los árboles, los tejados parecen querer esconderse entre una tupida vegetación. Y la montaña flanquea, cual imponente muralla, a la capital eslovena, que se abre a la llanura. 



La zona que circunda este lugar está habitada desde el 1200 a.C. y es bastante probable que los romanos establecieran una fortaleza aquí sobre los restos de las que construyeron con anterioridad celtas e ilirios. 


Plano del recinto.
El castillo se menciona en 1144 como sede del Ducado de Carintia pasando en 1335 a manos de los Habsburgo. Bajo las órdenes de Federico III, más tarde coronado Emperador del Sacro Imperio, se construyó básicamente el castillo actual, entre 1485 y 1495. Siendo más tarde restaurado en estilo barroco. 



Su función, defender el imperio de la invasión otomana y las frecuentes revueltas campesinas. Protegerse de los extranjeros y los súbditos, como todos los castillos. 

En la actualidad un moderno funicular conecta el castillo con el corazón de la ciudad. 



La Torre Pentagonal en Proa sobresale del paramento, domina la muralla y puede hostigar al asaltante desde ambos flancos. 



La Capilla de San Jorge - Grajska Kapela sv. Jurija - , consagrada en 1489, con ventanas góticas, era el lugar donde los nobles escuchaban misa. 


Ljubjanski grad surge altivo entre la verde vegetación y encaramado en la colina, domina la ciudad, desde hace varios siglos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...