domingo, 3 de noviembre de 2013

CID ARLEQUINADO



Colores chillones se apoderan del alma del Campeador, de la mano de la artesana (mejor que artista) Agatha Oleksiak y añaden un toque de alegre cromatismo al otoño sevillano. 



"El Campeador, terrible calamidad del Islam, fue, por la viril firmeza de su carácter y por su heroica energía, uno de los grandes milagros del Creador".

Ben Bassan 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...