lunes, 30 de julio de 2018

LA TUMBA DE JANOS HUNYADI, EL CABALLERO BLANCO.




Uno de los grandes héroes del reino medieval de Hungría, Janos Hunyadi, el Caballero Blanco, descansa en suelo rumano. Una tierra, Transilvania, que durante siglos fue húngara. Al escribir estas líneas tengo la esperanza de no ofender a nadie, ni a rumanos, ni a húngaros, ni a los pasados, ni a los presentes, ni a los futuros. Pero fueron los ciudadanos de Transilvanias los que votaron la unión con Rumanía en noviembre de 1918, una vez concluida la Gran Guerra.


Hace unos años – no se cuantos – en una visita a Budapest conocí a Janos Hunyadi – o Hunyadi Janos – y rápidamente caí en la cuenta que se trataba de Iancu de Huneodara, del que había leído tanto mientras me dedicaba a recrearme en las andanzas del valaco Vlad Tepes. El verano pasado volví a Hungría, encontré estatuas y referencias a Hunyadi en varias ciudades, y en este viaje a Rumanía, quería visitar su sepulcro.


Debo confesar que me llama la atención como tratan algunos pueblos a las personas que consideran importantes para su historia; la lápida de Hunyadi Janos estaba llena de pequeñas coronas de flores con una cinta de la bandera de Hungría atada. Aquello me hizo pensar, que poco símbolos existen en España que identifiquen a todos (o a gran parte de) los españoles. ¿Os imagináis los sepulcros de los Reyes Católicos así?. Para que no se ofenda nadie, debo apuntar que también había una bandera rumana sobre el féretro.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...