miércoles, 14 de noviembre de 2018

EL MEDIO FÍSICO DE GRECIA.



En Asia Menor existen una gran número de colonias griegas y por ello están en contacto con las culturas del Próximo Oriente. Es un territorio muy fragmentado, tanto en la costa (muy recortada, acantilados) como en el interior, muchos ríos cortos y cadenas montañosas que dificultan las comunicaciones. Se da también una fragmentación política, debido, como cabe suponer, a la propia fragmentación orográfica. Esto explica la aparición de diferentes núcleos de poder, ciudades-estados (Poleis); que son muy distintas de las ciudades-estados de Mesopotamia, existiendo una gran variedad de modalidades de poleis. Esta configuración favorece la diseminación de poder y la imposibilidad de centralizar ese poder. El mar es el principal factor físico del mundo griego. 

Cabe reseñar que las principales ciudades griegas están situadas en la costa oriental, en contacto con Asia Menor. La cultura griega está abierta a muchas influencias debido a su posición geográfica, a caballo entre Europa, Asia y África. También se va a ir extendiendo por el Mediterráneo hasta la Península Ibérica. Se trata pues de un pueblo con una gran vocación marinera y comerciante.Los tres espacios geográficos de Grecia son: Islas, Costa de Asia Menor y Península Balcánica. 

El territorio griego dificulta la producción de cereales (excepto en Micenas). Estos cereales los obtienen de Rusia y Ucrania y en regiones del Asia Menor, en el sur de Italia, donde crean colonias dando forma a la Magna Grecia. También carecen de metales, aunque aparecen minas de plata, explotadas por Atenas. Esta falta de recursos hace que se hagan a la mar y vayan creando colonias.

EL PRIMER HOSPITAL DE CAMPAÑA.




En el año 1476 en la Vega de Toro (provincia de Zamora) se enfrentaron, en el contexto de la Guerra Civil entre Isabel y su sobrina Juana, el ejército de los Reyes Católicos con las tropas del rey portugués Alfonso V. En esa batalla se utilizó el primer hospital de campaña conocido de la histoira de España.

La reina Isabel organizó este hospital de campaña en Toro y después, en 1481, en Santa Fe de Granada en la guerra contra los nazaríes. Se cuenta que la propia Isabel asistió personalmente a los heridos. Un cuadro de Mariano Yzquierdo y Vivas (1940) conservado en el Museo del Ejército del Alcázar de Toledo recuerda el acontecimiento. 

martes, 13 de noviembre de 2018

MEZQUITA DEL CRISTO DE LA LUZ.



El año 1085 las tropas cristianas habían conseguido, por fin, rendir la ciudad de Toledo. Cuando el victorioso monarca leonés Alfonso VI traspasó las murallas para tomar posesión de la valiosa plaza conquistada, su caballo hincó la rodilla en una losa blanca situada delante de la mezquita. Los sorprendidos miembros del séquito, con su rey a la cabeza, entraron en el templo y asombrados contemplaron una extraña luz que provenía de una pared. 

Prestos, apartaron piedras y excavaron, para encontrar un Cristo crucificado que había sido escondido allí para protegerlo, cuando los ejércitos musulmanes comenzaron la invasión de la Península Ibérica varios siglos atrás. Junto al valioso crucifijo una pequeña lamparita seguía ardiendo desde sabe Dios cuando, y es por ese motivo que decidieron bautizarlo como Cristo de la Luz . . . y la mezquita se transformó en la Ermita del Cristo de la Luz. 

Cuando paseamos por Toledo nos asaltan leyendas en cada callejón y nos maravilla un edificio en cada calle, por eso es tan difícil quedarse con uno sólo, elegir uno entre un millón, sin embargo, este pequeño templo es, sin duda, uno de los más sugerentes y bellos de todo el casco histórico de la Ciudad Imperial. El interior se nos revela como un arte califal vestido de románico. Todo un goce para los sentidos. 


La pequeña ermita es un valioso tesoro milenario fechado en el año 999 y fue en origen una mezquita o una pequeña sala de oración de época califal. Teniendo en cuenta la planta del edificio, y por comparación con las construidas por los fatimíes en Egipto, se ha especulado que fuese utilizada como madrasa o centro de estudios, puesto que su disposición especial es propicia para acoger a los estudiantes en torno al maestro. Sus elementos tanto decorativos como constructivos parecen inspirados en la Mezquita de Córdoba. 


El muro de la quibla, espacio singular de la mezquita, orientado a la ciudad de Córdoba. 



Años después de la conquista de Toledo por los ejércitos de Alfonso VI se documenta la donación del templo a la Orden de San Juan de Jerusalén para que fuese lugar de oración para sus caballeros. Finalmente se convirtió en capilla privada y se le añadió un ábside en su costado oriental. 


El presbiterio se halla decorado con pinturas al fresco en franco deterioro. En la bóveda aparece representado el Pantócrator románico, el Cristo en Majestad, que se intuye (por el estado de conservación) rodeado por el Tetramorfos, los símbolos de los cuatro evangelistas. 


En palabras del poeta romántico Gustavo Adolfo Bécquer: “La primera palabra de una maravillosa escuelta arquitectónica, un recuerdo histórico encarnado en un edificio material”. 


Un jardín agradable, especialmente bajo el sol de la tarde, y una amplia terraza rodean el edificio y completan el maravilloso conjunto, delimitada por el tramo de muralla que finaliza en la famosa Puerta del Sol. Desde este precioso paseo se disfruta de una fascintante panorámica de la ciudad. 

Toledo es una ciudad famosa por su belleza, pero también por sus leyendas y existe otra, también relacionada con el Cristo de la Luz, esta vez, protagonizada por miembros de la tercera comunidad religiosa que moraban aquí: dos judíos. La leyenda recoge que dos judíos golpearon la imagen de Cristo con una pica en el costado (sin que se cuenten los motivos para tal acción) y casi de inmediato comenzó a sangrar. Asustados corrieron a enterrarla en una cuadra, pero el Cristo dejó un reguero de sangre que permitió ser encontrado por un grupo de cristianos. Ni que decir tiene, que a partir de este momento el fervor y la devoción por este Cristo de la Luz, no cesó de crecer. 


ALONSO I DE FONSECA.




Arzobispo de Sevilla y de Santiago de Compostela, Obispo de Ávila y primer señor de la Villa de Coca (donde comienza la construcción de su magnífico castillo) de la rama de los Fonseca, después de un trueque con don Íñigo López de Mendoza, el I Marqués de Santillana. 

Alonso de Fonseca fue uno de los hombres más destacados durante los reinados de Juan II de Castilla y su hijo Enrique IV, al que casó en segundas nupcias de Juana de Avis Portugal.


Su poder en la corte le permitió promover la carrera eclesiástica de su sobrino Alonso de Fonseca y Acevedo, para convertirlo en arzobispo de Santiago de Compostela. 


FASTRADA.



Tras el fallecimiento de Hildegarda, Carlomagno se casó con Fastrada, que de esta manera se convertía en reina de los Francos. Fastrada pertenecía a la nobleza franca y según cuentan las fuentes era una mujer petulante y tendente a la histeria. El matrimonio tenía un objetivo político, fortalecer la alianza con las tribus asentadas al este del Rhin.

lunes, 12 de noviembre de 2018

FADRIQUE DE BASILEA.




Se cuenta que hacia el año 1450 un alemán, Johannes Gutenberg, inventó la imprenta, comenzando una auténtica revolución cultural. Veinte años más tardes, hacia 1470, encontramos trabajando en la ciudad de Burgos a Fadrique de Basilea un afamado impresor.

En la cuesta del Azogue, cerca de la maravilloso catedral de Santa María, una placa recuerda el lugar exacto donde se encontraba su taller, del que salió la primera edición de una obra universal, La Celestina – o tragicomedia de Calisto y Melibea – atribuida al dramaturgo Fernando de Rojas.

CATEDRAL DE CHARTRES.



La magnificencia de la arquitectura, la quintasencia soñada del arte gótico, livianos muros que soportan una estructura etérea, infinitas torres que sustenan el paraíso, inmensas vidrieras que inundan de luz y color la oscuridad de la iglesia en la Edad Media, enormes rosetones convertidos en los inquisidores ojos de Dios mismo. 


La sublimación de la arquitectura gótica, una de las catedrales más bellas de la Vieja Europa. 


Vidrieras mágias que han traspasado siglos para llegar a nosotros y convertirse en documento imprescindible de una decisiva etapa de la historia. 




















Un variado programa escultórico enriquecen cada una de las fachadas del templo. 



Fulcanelli quiso ver aquí un templo de alquimistas, obra magna de los canteros masones, las luces y las sombras nos indican el camino que va desde el interior de la Catedral (simulando la propia Madre Tierra) hasta conseguir ascender a los cielos, de la misma manera que María la Virgen preside el altar. 


Una catedral de esta magnitud es una metáfora del camino, del esfuerzo que debemos realizar para alcanzar la morada celeste, una vez seamos capaces de romper las cadenas de nuestra existencia terrena . . . la música, el olor a incienso y los juegos de luz nos encaminan a ello.... 


La catedral se convierte en un auténtico laberinto hacia nuestro propio yo. 


Notre Dame de Chartres tiene como objetivo estremecer el alma humana, la del hombre sensible y la del hombre temeroso de Dios. 


Desde el corazón de Francia el gótico irradió su luz por todo el continente, León y Burgos son claros ejemplos. 


Ocho siglos después de su construcción aún emociona a quienes la visitan.


domingo, 11 de noviembre de 2018

EL ARTE DE LA GUERRA.




Hace veinticinco siglos, el general chino Sun Tzu escribió el primer tratado  de táctica y estrategia militar. Sus sabios consejos se siguen aplicando, hoy día,  en los campos de batalla y también en el mundo de los negocios, donde la  sangre corre mucho más.  Entre otras cosas, el general decía:

Si eres capaz, finge incapacidad.
Si eres fuerte, exhibe debilidad.
Cuando estés cerca, simula que estás lejos.
No ataques nunca donde el enemigo es poderoso.
Evita siempre el combate que no puedas ganar.
Si estás en inferioridad de condiciones, retírate.
Si el enemigo está unido, divídelo.
Avanza cuando no te espere
y por donde menos te espere, lanza tu ataque.
Para conocer al enemigo, conócete.
Eduardo Galeano. Espejos. 

PUERTA DE LA BISAGRA EN TOLEDO.


Una robusta puerta de dos cuerpos, unidos por un patio central, cuatro torres y muros almenados ideada para realizar una entrada triunfal en la ciudad imperial de Toledo. La Puerta de la Bisagra es uno de los símobolos más reconocibles de Toledo, fue construída por Alonso de Covarrubias en el año 1550 para dignificar una entrada con categoría imperial. 


Dos torreones semiesféricos flanquean la puerta, un gran arco de medio punto revestido de piedra, que da paso a un gran patio cuadrado que organiza todo el conjunto arquitectónico y sirve de nexo entre los dos cuerpos. 


El cuerpo interior es un gran arco de medio punto con el escudo de Carlos V tallado en piedra. Una segunda portada de piedra escoltada por dos torres cuadradas, permite el acceso a la ciudad. 


El término Bisagra parece proceder del árabe Bab Shara, literalmente, Puerta del Campo. Al Ángel Custodio remata, protege y vigila, desde lo alto, la Puerta.

KOLDING.



Un enorme edificio, Koldinghus, domina la ciudad danesa de Kolding, situada en un extremo de la península de Jutlandia, muy próxima a la isla de Fionia. 




Kolding es un histórico puerto del Reino de Dinamarca. 


Koldinghus tiene pinta de residencia nobiliaria fortificada, por muros y posición en altura. 


La ciudad es una agradable urbe en la que disfrutar de una plácida tarde de verano.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...