lunes, 17 de abril de 2017

CARLOS III "EL GORDO".



Carlos III (hijo de Luis el Germánico) volvió a reunir en su persona (al menos un tiempo) el Imperio de Carlomagno. Pagó un montón de plata a los vikingos para que dejasen de acosar su capital y los invitó, amablemente, a que invadiesen Borgoña. En los últimos años de reinado mostró síntomas de locura (tal vez epilepsia), fue depuesto por una asamblea de notables, y fue sometido (contra su voluntad) a una trapanación de cráneo.


Sólo, abandonado por todos, incluida su mujer Ricarda que se fugó con su confesor, se retiró a Maguncia, para morir en brazos del obispo. Triste final para la dinastía carolingia. Con la muerte de Carlos Francia y Alemania separaron sus caminos para siempre jamás (ni siquiera la Unión Europea ha podido remediarlo).  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...