domingo, 30 de abril de 2017

ISABEL DE SOLÍS.



Cristiana cautiva y prisionera en Granada. Mujer de gran belleza, el rey Muley Hacén se enamoró locamente de ella. Isabel adoptó la religión islámica, cambio su nombre por el de Zoraida – Lucero del Alba – y contrajo matrimonio con el soberano granadino. A partir de este momento se convirtió en la favorita de Muley Hacén. Los celos que provocó en la corte acabaron precipitando la pérdida de poder de su querido esposo.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...