jueves, 2 de marzo de 2017

FANEROZOICO, LA PLENITUD DE LA VIDA.



El cuarto de los grandes eones en que geólogos y paleontólogos dividen la historia de nuestro planeta es el Fanerozoico, el tiempo de la vida con mayúsculas. Su inicio cierra para siempre el larguísimo precámbrico.

El sustantivo Fanerozoico significa “eón de la vida animal visible” y es que en los profundos estratos de la corteza, correspondientes a este periodo aparecen abundantes fósiles, muy semejantes a los animales que componen la biosfera en la actualidad.

Un cambio bioquímico, acontecido a finales del precámbrico hizo posible la gran explosión de la vida animal. Muchos organismos, más o menos complejos, iniciaron un proceso de biomineralizazión, a partir del cual ya eran capaces de sintetizar sustancias minerales para constituir un esqueleto o sostén. Este nuevo armazón óseo significó una serie de ventajas; mayor protección frente a los potenciales depredadores, y a las radiaciones ultravioletas, además de proporcionar un soporte para el desarrollo de nuevos sistemas musculares.


El Fanerozoico comenzó hace 540 millones de años, y se extiende hasta este preciso momento en que te encuentras leyenda esto. El eón se divide en tres eras: Paleozoica , Mesozoica y Cenozoica.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...