lunes, 6 de marzo de 2017

EL NACIMIENTO DE LA VÍA LÁCTEA



Junto a la sangre y al semen, la leche materna ha sido considerada a lo largo de toda la historia un líquido vital. De ellos brota la existencia. El invencible héroe Hércules fue fruto de los amoríos entre el todopoderoso Zeus y la mortal Alcmena. Siendo apenas un bebé Hércules fue colocado junto al pecho de Hera, esposa de Zeus y madrastra celosa del retoño, para a través de su leche materna, alcanzar la inmortalidad. La diosa despertó de súbito y apartó bruscamente al chiquillo, la leche que manaba de su seno se derramó por el Cosmos formando la Vía Láctea. Rubens imagino la escena y la plasmó en un maravilloso lienzo. Las artes plásticas siempre han encontrado una inagotable fuente de inspiración en la mitología clásica.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...