miércoles, 7 de diciembre de 2016

GEOFFREY DE MONMOUTH.



Literato galés de enorme fantasía y exquisita retórica, escribió una Historia de los Reyes de Britania, durante el reinado de Enrique II. Su obra encajó de maravilla en el círculo cortesano de Aquitania, con una historia a medida de los reyes normandos. Para escribir sus libros Geoffrey aprovechó el profundo conocimieno de los clásicos latinos y de historiadores anteriores como Gildas o Beda el Venerable, a los que había estudiado en las escuelas clericales de Oxford (antecesoras de su prestigiosa Universidad).

“Su obra principal, Historia de los reyes de Bretaña (Historia regum Britanniae), es una pieza fundamental en la historia de las literaturas europeas. En ella encontramos por primera vez el relato de las desventuras del rey Leir y de sus tres hijas, que no pertenece a ninguna leyenda conocida, que nadie había narrado antes y que dará el tema a uno de los más notables dramas de Shakespeare. Godofredo describe unas fabulosas campañas de bretones en Italia, con cierta conquista de Roma que es una fantástica deformación de la expedición del galo Breno. Tras la conquista de Bretaña por César intercala la historia del rey Cimbelín, también inmortalizada por Shakespeare. Noveliza y amplifica los materiales que se encuentran en Gildas y en San Beda, y la historia maravillosa de la torre y del niño Ambrosio se convierte en la famosa patraña del que él llama Ambrosio Merlín, de origen diabólico, al que atribuye una serie de profecías de inspiración bíblica y sibilinoclásica. A base de la leyenda mitológica de los amores de Júpiter con la esposa de Anfitrión, de los que nació el semidiós Hércules, Godofredo inventa los amoríos de Uther e Ingern, esposa del duque de Cornualles, de los que hace nacer a Arturo, figura que toma de la breve mención de la anterior Historia de los bretones y que convierte en un rey victorioso, mezcla de héroe de cantar de gesta y del Alejandro medieval, y se complace en describir el boato de su corte (inspirándose en la de Enrique I de Inglaterra o en la de Felipe I de Francia), sus guerras contra los romanos y su campaña contra su sobrino, que intentaba desoseerlo de la corona, en la cual el rey Arturo cae mortalmente herido y es transportado a la isla de Avalón para ser curado. He aquí cómo nace a la vida literaria una de las más bellas figuras de la ficción medieval, creada a base de leyendas clásicas y de noticias inventadas por historiadores poco escrupulosos”
Riquer-Valverde.

Historia de la Literatura Universal.

Más novelista que historiador (en el sentido actual del término) puso de moda en toda Europa (por los siglos de los siglos) las aventuras del rey Arturo, del mago Merlín, dos personajes diseñados a partir de viajes historias galesas. Sus inmortales versos llegan ocho siglos nutriendo novelas, obras de teatro, comics, series de televisión y producciónes para la gran pantalla.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...