lunes, 23 de mayo de 2016

KESTUTIS.



Kestutis fue señor de Trakai y Gran Duque de Lituania, aunque nunca en solitario. En un primer momento gobernó junto a su hermano Algirdas, y tras el fallecimiento de este, asociado con su sobrino Jogailla (futuro rey de Polonia Vladislao II Jagellón ) Experto en el arte de la guerra y en los buenos usos de la diplomacia, cuentan los historiadores de la patria lituana, que Kestutis rechazó 136 invasiones organizadas por los caballeros de la Orden Teutónica y otros ataques de menor envergadura.


Europa es tierra preñada de leyendas y el Gran Duque protagoniza la suya propia. Un día paseaba por una colina de gran significado religioso para su pueblo y quedó prendado de la hermosa hija de un pescador que había consagrado su vida a los antiguos dioses bálticos. Su nombre Biruté Vidmantaite. Sin tener en cuenta la voluntad divina, ni los deseos humanos, Kestutis raptó a Biruté y la llevó consigo a su hogar y centre de sus dominios, el castillo de Trakai. Allí la convirtió en su esposa, en reina y en madre de Vytautas el Grande.


Como todo héroe pagano Kestutis tuvo un funeral propio (y típico) de la Vieja Europa; su cuerpo amortajado y armado para el combate, fue cremado en una enorme pira, en compañía de sus perros y caballos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...