jueves, 3 de julio de 2014

CATEDRAL SAN NICOLÁS DE LEZHË



En la ciudad albanesa de Lezhë se encuentran las ruinas de la catedral consagrada a San Nicolás, que además es el mausoleo del héroe nacional, Skanderbeg

Lezhë era, además, la sede de una liga formada por príncipes y nobles albaneses, unidos bajo la égida de Skanderbeg, para oponerse al peligro otomano y las ansias territoriales de la Serenissima República de Venecia. 

En enero 1468 fue enterrado aquí el héroe nacional Gjergj Kastrioti Skenderbeu.
La catedral de San Nicolás, construida en el siglo XIV, se convirtió en un bastión cristiano frente al Islam turco, y fue el lugar elegido para dar sepultura en 1468 a Jorge Castriota, conocido como Skanderbeg, un modesto señor feudal, que había liderado la más enconada resistencia con que chocó la Sublime Puerta en Albania.


Años más tarde, cuando los turcos conquistaron definitivamente la ciudad, destruyeron parte de la catedral, y profanaron la tumba de Skanderbeg. Incluso se cuenta que los soldados asaltantes utilizaron los huesos del valiente guerrero albanés para confeccionar amuletos, turbando, de esta manera, el sueño eterno del hombre. Y por supuesto, la Catedral se transformó en mezquita.

Varios siglos después, cuando el país se hallaba bajo el mando supremo del líber comunista Enver Hoxha, la Catedral se transformó en monumento nacional, a mayor gloria de Skanderbeg. Un mausoleo que entremezcla los elementos de una mezquita, una iglesia cristiana, y un exterior de hormigón, que recuerda a un templo griego. Algo hermosamente turbador. 


No es complicado llegar a Lezhë, pues se encuentra junto a una de las principales carreteras del país. Visitar el monumento cuesta 200 leks, algo más de un euro. Una chica te acompaña, abre la puerta y espera pacientemente el tiempo que se preciso.


Una lápida, la espada y el yelmo con cabeza de cabra (ambas réplicas, los originales reposan en un museo vienés), la bandera roja, el águila bicéfala, un busto del guerrero y escudos conmemorativos de todas las batallas libradas por Skanderbeg y la Liga de Lezhë. Un lugar cargado de simbolismo y sentimiento patrio, y un sencillo recuerdo de una época, más o menos cercana, la Baja Edad Media, cuando empezaron a forjarse, a golpe de espada las más de las veces, las actuales nacionalidades europeas. 

.....y si tienes pensado visitar Albania aquí tienes algunas notas sobre el país...... ¿y por qué no Albania?.......

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...