viernes, 6 de septiembre de 2013

LA FUSIÓN ENTRE ROMANOS Y GERMANOS



Una vez instalados los distintos pueblos y tribus germanas en el antiguo Imperio Romano, en los albores de la Edad Media, se van a ir constituyendo los diferentes reinos germanos. Estos reinos los podemos agrupar en dos grandes conjuntos; reinos menores o efímeros, como el de los vándalos, ostrogodos, suevos y burgundios, y reinos mayores, que tuvieron una mayor duración temporal y una influencia decisiva en la configuración del nuevo mapa de Europa, tales son los casos del reino de los visigodos, el reino franco y el reino de los anglosajones.

En cada una de estas entidades van a existir una serie de elementos:
* una comunidad autóctona romana
* una comunidad foránea germana que es la que se va a instalar
* en algunos reinos una cierta presencia bizantina
* una religión, que podemos decir oficial, y que va a ser el cristianismo católico

En función de esos elementos ¿cómo se produjo la fusión entre la comunidad romana y la comunidad germana?

En líneas generales las comunidades romanas (o hispanorromana, galorromana...) eran mayoritarias en número con respecto a los recién llegados. Eso provocaba que las comunidades germanas tuvieran un hábitat concentrado, que viviesen de forma compacta. Pero al mismo tiempo, esos germanos intentaron unirse con las poblaciones autóctonas romanas. En ese sentido, no se plantearon vivir al margen, sino que pretendían fusionarse con una comunidad que representaba a la mayoría de la población y los valores de una civilización. 

Básicamente el proceso de unión de ambas comunidades lo podemos explicar a través de tres vías; religión, monarquía y derecho. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...