domingo, 30 de agosto de 2015

EL TEMPLE EN BATALLA.



Llegado el momento de la batalla, y a una orden del mariscal, la infantería abría sus filas, dejando paso a la caballería, la más temida arma del temple, que iniciaba una carga feroz contra la primera línea enemiga.

Un ejército templario podía estar compuesto por unos tres mil individuos, contando caballeros, hermanos, sargentos y turcopoles. Unos y otros flanqueban la caballería, mientras que escuderos y servidores formaban en retaguardia.


La caballería mantenía una fuerte organizazión, estructurada en estandartes, formado cada uno por diez unidades. Diez estandartes formaban un escuadrón, y diez escuadrones, lo que se conocía como una batalla.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...