lunes, 3 de agosto de 2015

FIUME ADIGE



El fiume Adige, serpentea entre casas, palacios, iglesias, calles y torres, arteria viva y sangrante, herido por una decena de puentes, articula, organiza el entramado urbano y la vida de visitantes y habitantes, confiriendo una aire relajante, que otorga el toque necesario y definitivo para convertir Verona en una ciudad de ensueño.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...