jueves, 7 de marzo de 2013

EL KALEVALA

ecos del legendario pasado finlandés 


El Kalevala, totalmente desconocido en nuestras latitudes, es la epopeya nacional de Finlandia, y constituye un magnífico ejemplo del antiguo folklore fino-ugrio. Compuesto por más de 20.000 versos y compilado por Elias Lönnrot, durante la época del Romanticismo europeo, influyendo de manera definitiva en prácticamente todas las manifestaciones artísticas producidas en el País de los Mil Lagos.  


Sus versos están poblados de demonios, y también de magos y brujos, donde es posible rastrear las antiguas prácticas chamánicas entre los pueblos uralo-altacios. Para Alonso de la Fuente tras estos personajes, brujos y magos, se ocultan auténticos chamanes, con sus instrumentos, ritos y viajes del más allá. 


Antes de la publicación del Kalevala, la tradición y el folklore finés tenían una base oral y poética. Los temas más destacados eran la magia, los chamanes, la naturaleza y las ceremonias, como el Karhunpeijaiset, que servía para fortalecer el vínculo entre el hombre y el oso al que acaba de dar caza. "En este tipo de acontecimiento se plasma la preponderancia de la naturaleza por encima del hombre y la necesidad de un equilibrio entre el hombre y el medio en el que vive" (José Andés Alonso de la Fuente: ¿Brujas y Magos en el Kalevala?)


El grueso del Kalevala, su contexto correspondería a la lejana etapa de los cazadores-recolectores del norte de Europa y de Siberia, nos referimos a las poblaciones fino-ugrios, una época ágrafa y difícil, dónde la comunión entre el hombre y la naturaleza era absoluta. 




Väinämöinen, El "Sabio Eterno", de origen sobrenatural, es el protagonista absoluto del Kalevala, y posee todas las cualidades de un auténtico chamán, no ya finlandés, sino fino-ugrio, como el canto,la poesía, la recitación, los conocimientos ocultos y secretos, y por supuesto la magia. Lemminkäinen "el guerrero" , junto con Väinämoinen representarían al chamanismo positivo, mientras que Joukahainen y Antero Vipunen, lo serían del lago negativo. Por otro lado Ilmarinen, "el herrero", habría sido el encargado de forjar el Sol.


Curiosamente el témino chamán propiamente dicho, prácticamente no aparece en los versos del Kalevala, sin embargo si que aparecen frecuentemente otros (¿análogos?) como hechicero, brujo o mago. No obstante, las figuras mágicas del Kalevala realizan acciones propias de los chamanes; viajes al más allá, lanzar hechizos, el trance y la percusión,  incluso aparecen las típicas batallas entre chamanes . . . 

El justo y viejo Väinämöinen
manifestóse de esta manera:
“Si alguien supiera constuirlo,
podría hacerse un kantele
de espina de pez, fabricar
un instrumento con sus huesos.”

Mas como nadie se ofreció,
como no había especialistas
en construir un instrumento,
se encargo el propio Väinämöinen
de realizar dicho trabajo
y así, él mismo fabricó,
con hueso de pez el kantele,
inauguró el eterno júbilo.
La caja de kantele se hizo
con la mandíbula del lucio,
sus dientes fueron las clavijas,
y de las crines de un caballo
salió el cordaje de la cítara.
Quedó construido el instrumento,
quedó el kantele terminado,
quedó la cítara de hueso,
de lucio lista, concluido
el kantele hecho de espinas.

CANTO XL
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...