jueves, 10 de agosto de 2017

AORSOS



Valientes, hasta cierto punto temerarios, excelentes arqueros temidos por los poderosos emperadores Han, arrojados jinetes henchidos de un incurable espíritu de aventura, los aorsos fueron una de las tribus sármatas más famosas en la Antigüedad.

Al parecer procedían de la Sogdina, en la áspera Asia Central, y en su vagar hacia el próspero Occidente se fundieron con los alanos asentándose a orillas del gran río Volga. Más tarde reemprender la marcha hacia el Kuban y las tierras que se extienden entre la Meódite (mar de Azov) y el Tánais (río Don).

Se calcula que hacia el siglo I d.C. Su número ascendía a los 20.000 individuos. Un tiempo atrás, uno de sus jefes llamado Eunones, apoyó al ejército de Roma para someter a su vecinos, los síreces.

“ [los aorsos] eran dueños de la mayor parte de la costa caspia, hasta el punto de que importaban camellos las mercancías indias y babilonias que recibían de los armenios y los medos y llevaban objetos de oro gracias a su riqueza”. (Estrabón XI, 5, 8).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...