domingo, 26 de noviembre de 2017

ESPAÑA ATLÁNTICA, ESPAÑA MEDITERRÁNEA.





Cuando a una región o a una comarca se la califica de mediterránea, lo que quiere decirse es que normalmente el cielo está en ella despejado y la luminosidad alcanza elevados valores; que las precipitaciones son, en general, escasas y tienen una distribución espacial, cuantitativa y temporal anárquica y que el verano es seco, además de caluroso; que los pequeños ríos se reducen con frecuencia a simples hilillos de agua o a cauces pedregosos, que experimentan en ciertas épocas del año y casi todos los años, espectaculares crecidas; que la vegetación es xerófila, esclerófila y perennifolia; que abundan los suelos rojizos; que alternan las grandes cordilleras jóvenes con depresiones y pequeñas llanuras, etc.

Y, por el contrario, una región europea merece el calificativo de atlántica o templado- atlántica cuando en ella son frecuentes los cielos nublados o neblinosos y raros los cielos rasos, luminosos y azules; cuando la moderación térmica —ni grandes fríos ni grandes calores— domina sobre la extremosidad; cuando las precipitaciones, además de ser altas, se distribuyen de manera bastante regular a lo largo del año y de los años, sin que el verano sea seco; cuando los ríos tienen regímenes así mismo regulares en cuanto a la distribución intermensual de los caudales y a los accidentes extremos de crecidas y estiajes, que son moderados; cuando entre los vegetales espontáneos predominan los higrófilos, caducifolios y de hojas planas y anchas, etc.
FLORISTÁN SAMANES..
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...