domingo, 10 de septiembre de 2017

BOENTE.



Mientras avanzamos por bosques y bosquecillos, el viento trae un encantador olor a higuera, ese árbol que inunda la atmósfera estival. De repente se alza ante nosotros la parroquia de Santiago de Boente, que sorprende por la belleza de todo el entorno.  


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...